En el marco del VIII Curso-Taller Internacional “Justicia Hídrica”, 20 estudiantes provenientes de 7 países latinoamericanos: Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina, compartieron conocimientos y experiencias en torno al acceso a los derechos de uso, y a las formas de gestión del agua y del territorio. Así mismo dieron a conocer algunas problemáticas y conflictos ambientales en sus respectivas regiones.

Desde Chile expresaron su preocupación por la privatización del agua, la cual profundiza las inequidades en su acceso y distribución. Una lucha emblemática fue la de las comunidades Pehuenches que fueron desplazadas por el represamiento del rio Biobio con la instalación de las centrales de Pangue y Ralco. En el caso Peruano, se expuso sobre la situación de acaparamiento de tierras y agua en la costa norte por parte de grandes emporios agroindustriales. Desde Colombia, se presentó el caso del Oriente Antioqueño como un territorio pensado desde la construcción de mega proyectos asociados a centrales hidroeléctricas, los cuales están generando serios impactos ambientales y sociales. Desde Argentina, se explicó sobre la problemática generada por las nuevas ocupaciones del territorio en torno a la minería y empresas petroleras. En el caso Boliviano, se hizo énfasis en los conflictos inter-comunidades por el acceso al recurso hídrico, los cuales se agudizan por el cambio climático. Desde Ecuador, se manifestó preocupación por la implantación de un derecho de agua homogéneo, no respetando los usos y costumbres consuetudinarios en la gestión del agua. Y finalmente, se pudo conocer acerca del conflicto por la construcción de la hidroeléctrica de Barro Blanco en territorios de la comunidad indígena Ngäbe Buglé de Panamá.

Todas estas problemáticas pudieron ser presentadas y analizadas en el curso desde la óptica de la interculturalidad, la ecología política, los derechos, la gobernabilidad, los paisajes hídricos, la lógica del extractivismo, así como desde la preservación del territorio.